Blog

Burn-out en profesionales sanitarios tras la COVID-19: Artículo en NEJM

medico-quemado-burn-out-sanitario

La semana pasada se publicó en el New England Journal of Medicine el artículo de perspectiva “Confronting Health Worker Burnout and Well-Being”. El bienestar de los trabajadores sanitarios, y su cara B, el síndrome de burn-out o del trabajador quemado, ocupa así un lugar preeminente en una de las revistas más prestigiosas de medicina clínica del mundo.

En este post analizo este artículo, comparándolo con la realidad en España, y te ofrezco mi punto de vista sobre el tema como médica, coach y formadora especializada en el sector sanitario. 

El burn-out de los profesionales sanitarios, en cifras:

El artículo publicado en NEJM no deja lugar a dudas sobre la gravedad del problema. Así es, en cifras, la radiografía del sistema sanitario estadounidense tras la pandemia de la COVID-19:

  • Más de la mitad de los trabajadores sanitarios manifiestan síntomas compatibles con burn-out, muchos de ellos coexistentes con insomnio, depresión, ansiedad o estrés postraumático.
  • Más de un 50% de las enfermeras y en torno a un 20% de los médicos afirman estar planeando abandonar su profesión.
  • 8 de cada 10 sanitarios reporta haber sufrido violencia física o verbal durante la pandemia COVID-19.

El burn-out sanitario en España:

En España, el impacto del burn-out en el sector sanitario, acrecentado por la COVID-19, no dista mucho de lo evidenciado en Estados Unidos. Un estudio realizado sobre personal de enfermería y medicina en Atención Primaria en dos áreas de salud de Alicante, publicado en febrero 2022, muestra que más de un 50% del personal sufre agotamiento emocional, con porcentajes entre el 30 y el 40% para la despersonalización y baja realización personal, elementos propios del síndrome de burn-out moderado-grave. Cifras similares muestra otro estudio realizado sobre 94 sanitarios en octubre de 2020.

 

Medidas frente al burn-out sanitario:

El burn-out en el sector sanitario es, evidentemente, la otra pandemia cuya gravedad exige medidas urgentes. Partiendo de la consideración de prioridad nacional tal y como se menciona en el artículo del NEJM que analizamos.

Protección personal y frente a violencia:

En el artículo se menciona, en primer lugar, la necesidad de proteger a los trabajadores sanitarios y asegurar la provisión de elementos de protección personal. Ninguno de los que hemos tenido ocasión de vivir en primera línea la pandemia podemos olvidar la escasez de este equipamiento y los EPIs que hubo que improvisar. Desde bolsas de basura y chubasqueros, hasta pantallas de jardinería y gafas de buceo, el uso reiterado de la misma mascarilla durante días, etc.

La protección frente a la enfermedad es una cuestión básica, como también lo es la protección ante las amenazas y la violencia de pacientes y familiares. Tras la pandemia las cifras se han disparado: de acuerdo a los datos registrados durante 2021 por el  Observatorio contra la agresiones del Consejo General de Colegios de Médicos durante el segundo año de pandemia de COVID-19 las agresiones a médicos aumentaron un 39%,  con 612 casos en 2021, siendo éste el segundo año con mayores registros, superado por 2019. Las cifras se extienden a otros colectivos sanitarios: siete de cada diez enfermeras y 62 farmacéuticos han sido agredidos en su ejercicio profesional.

Reducción de la carga administrativa

La carga administrativa, inmensa en Estados Unidos y nada desdeñable en España, es otra de las principales fuentes de estrés y burn-out sanitario. Se calcula que por cada hora de atención clínica, el profesional invierte aproximadamente el doble de tiempo sólo para realizar los registros de documentación, historial clínico y tareas administrativas (emisión de recetas, petición de pruebas…). Es necesario disminuir la burocracia, para que los profesionales realmente podamos hacer lo que sabemos y lo que las personas necesitan: atender a los pacientes.

Acceso a servicios de salud mental

También se debe facilitar el acceso a servicios de salud mental para aquellos profesionales aquejados de burn-out o alteraciones psíquicas derivadas del ejercicio profesional. En España, el programa PAIME de Atención Integral al Médico Enfermo proporciona asistencia y tratamiento a los profesionales con trastornos psíquicos o conductas adictivas. No obstante, la proporción de profesionales que consulta por este tipo de problemas sigue siendo baja, entre otras cosas por un elevado nivel de inconsciencia del problema por parte del profesional afectado, o el miedo a una incapacitación profesional.

Burn-out y sistema sanitario

Tal y como se menciona en el artículo, las raíces del burn-out se encuentran en el sistema sanitario. La crisis del COVID-19 no ha hecho más que alimentar la llama de un fuego que lleva tiempo ardiendo. El sistema ha de cambiar pero en este sentido, las iniciativas son tímidas, si es que existen, para reducir las cargas administrativas, ajustar los tiempos de descanso del personal sanitario, facilitar la conciliación y reforzar en efectivos y medios el sistema público de salud.

Es por ello que, como medida de urgencia y en tanto se producen los cambios necesarios en el sistema, se debe poner el foco en la protección de los profesionales sanitarios frente al burn-out que amenaza al sector de una manera tan clara. 

 

Cuidado de los profesionales sanitarios y prevención del burn-out

El principal paso que ha de darse frente al burn-out está en el ámbito de la prevención. En este sentido, desde el artículo se propone “construir una cultura del bienestar”, y visibilizar el sufrimiento de los trabajadores sanitarios, que muchas veces se encuentran solos y aislados frente a estos sentimientos. 

También es básico que los trabajadores sanitarios adquieran competencias en cuestiones tales como el autocuidado, las habilidades no técnicas, o la productividad personal. Esta propuesta, que debería hacerse ya desde la etapa universitaria, queda relegada a un más que segundo plano por detrás de las habilidades técnicas, tanto en la etapa formativa como durante el desempeño profesional. 

Formación especializada y coaching sanitario

Dada la situación actual, y en tanto se producen los necesarios cambios en el sistema sanitario, la prevención del burn-out se centra en trabajar con la masa crítica, los profesionales sanitarios. La formación en habilidades no técnicas, autocuidado y gestión emocional, y el trabajo uno a uno con los profesionales mediante el coaching sanitario, son dos caminos plausibles para conseguirlo.

Como médica oncóloga, coach y formadora especializada en el sector sanitario, veo en ambas opciones  dos herramientas de aplicación sencilla e inmediata en el momento actual:

  • Mediante la formación, planteada desde la perspectiva de las necesidades y dificultades específicas del sector, se transmite el conocimiento de técnicas, pautas y hábitos relevantes para el autocuidado y gestión emocional de los profesionales.
  • Mediante el coaching sanitario, cada profesional descubre sus propias estrategias para sobrellevar, convivir y también prosperar en un entorno tan retador como es nuestro sistema sanitario.

Resignificando la profesión y equilibrando la vida profesional y personal, es como podemos encontrar la tan mencionada resiliencia en estos tiempos de pandemia.

Conclusión:

El burn-out en el sector sanitario, un problema de largo recorrido a nivel global, está en primer plano tras la pandemia de la COVID-19. Es imperativo atajar este problema, que amenaza con debilitar seriamente la estructura sanitaria que conocemos. Los cambios en el sistema sanitario suponen ir a la raíz del problema y deben comenzar a desplegarse sin dilación, pero el vendaje de urgencia debemos ponerlo de forma inmediata sobre los profesionales en riesgo de quemarse. El coaching sanitario y la formación no técnica son dos estrategias de rápida aplicación en el momento actual que pueden fortalecer las capacidades de nuestro colectivo profesional.

 

Si tienes interés en mis servicios de coaching sanitario y formación para profesionales sanitarios, contáctame sin compromiso. 

Fuentes:

VH Murthy. Confronting Health Worker Burnout and Well-Being. N Engl J Med. 2022 Jul 13. Link

 Garcia-Molina C, et al. Prevalencia del síndrome de burnout en profesionales de medicina y enfermería de Atención Primaria en centros de salud acreditados para Formación Sanitaria Especializada de dos áreas de salud de Alicante. Rev Clin Med Fam vol.15 no.1 Barcelona feb. 2022  Epub 04-Abr-2022. Link

 Ruiz Sastre, P. (2021). Desgaste emocional en los profesionales sanitarios en tiempos de COVID-19. Análisis Y Modificación De Conducta, 47(176), 35-49. https://doi.org/10.33776/amc.v47i176.5044

medico-quemado-burn-out-sanitario

Burn-out en profesionales sanitarios tras la COVID-19: Artículo en NEJM

La semana pasada se publicó en el New England Journal of Medicine el artículo de perspectiva “Confronting Health Worker Burnout and Well-Being”. El bienestar de los trabajadores sanitarios, y su cara B, el síndrome de burn-out o del trabajador quemado, ocupa así un lugar preeminente en una de las revistas más prestigiosas de medicina clínica del mundo.

Leer más »
oncologia-integrativa-convencional-medico-paciente

Oncología convencional, integrativa y alternativa: ¿Quién es quién?

Los términos “medicina alternativa”, “terapias complementarias”, “tratamientos alternativos”, o “oncología integrativa” generan mucha confusión. En este post te contaré qué significa cada uno de estos términos, en qué se diferencian y cuál es, en mi opinión, tu mejor opción para tu tratamiento del cáncer.

Leer más »